Observaciones sobre recuentos


 Cabe destacar que, según los estudios realizados por ACE Traductores, un 20% de los contratos utilizados en el estudio descriptivo de  tarifas que aparece en nuestra página son irregulares (no se ajustan a la Ley de Propiedad Intelectual y, en la mayoría de los casos, no contemplan derechos de autor para el traductor en caso de contratos para más de una edición).

Observamos que gran número de las editoriales que aplican este tipo de recuento especifican el modo de cálculo del anticipo con una cláusula confusa. Incluso es frecuente que el mismo editor la interprete de un modo u otro en función del traductor. En esas cláusulas aparecen menciones a “folios”, “páginas” o bien “holandesas”, dato irrelevante para este tipo de recuento que confunde al traductor novato. Y se da una confusión general entre “matrices”, “espacios”, “caracteres” o “pulsaciones”.

En aras de una mayor transparencia y para evitar conflictos posteriores, tanto el editor como el traductor deberán aclarar todas estas cuestiones antes de iniciar el trabajo. Sería muy recomendable que el editor y el traductor especificaran en el contrato con toda claridad qué sistema de cómputo se aplicará a la traducción.

Algunas editoriales que aplican tarifas por tramos (de 2100, 2000 o 1800 caracteres) son conscientes de las pérdidas que implica este tipo de recuento comparado con la plantilla tradicional y añaden un porcentaje (10%, 15%) para compensar al traductor. Para saber más, se puede consultar el artículo Economía de lo intangible.

Casa del Lector

Paseo de la Chopera 14
28045 Madrid

Teléfono: 91 446 29 61 /
91 700 28 55

lamorada@acett.org

 

 

 

 

 

Página patrocinada por:

Centro español de derechos reprográficos