Contratos/LPI


Aprobación del modelo de contrato de explotación digital

El 28 de marzo se reunió en Madrid la comisión paritaria traductores-editores, con el objetivo primordial de aprobar el modelo de contrato de explotación digital. Sobre la mesa estaba la propuesta de buscar un modelo de contrato lo más parecido posible al que por su parte han acordado nuestros compañeros de Cataluña y el Gremi de Editors, pero manteniendo la aprobación independiente del modelo de ámbito nacional. Se alcanzó el acuerdo sin dificultad alguna. 

Además del contrato digital, se aprobaron unas modificaciones que recomendamos para contratos en papel a los que se quiera añadir el contrato digital. Estas modificaciones se pueden aplicar igualmente a contratos digitales ya firmados que contengan cláusulas distintas a las recomendadas.

Observaciones sobre recuentos

 Cabe destacar que, según los estudios realizados por ACE Traductores, un 20% de los contratos utilizados en el estudio descriptivo de  tarifas que aparece en nuestra página son irregulares (no se ajustan a la Ley de Propiedad Intelectual y, en la mayoría de los casos, no contemplan derechos de autor para el traductor en caso de contratos para más de una edición).

Observamos que gran número de las editoriales que aplican este tipo de recuento especifican el modo de cálculo del anticipo con una cláusula confusa. Incluso es frecuente que el mismo editor la interprete de un modo u otro en función del traductor. En esas cláusulas aparecen menciones a “folios”, “páginas” o bien “holandesas”, dato irrelevante para este tipo de recuento que confunde al traductor novato. Y se da una confusión general entre “matrices”, “espacios”, “caracteres” o “pulsaciones”.

En aras de una mayor transparencia y para evitar conflictos posteriores, tanto el editor como el traductor deberán aclarar todas estas cuestiones antes de iniciar el trabajo. Sería muy recomendable que el editor y el traductor especificaran en el contrato con toda claridad qué sistema de cómputo se aplicará a la traducción.

Algunas editoriales que aplican tarifas por tramos (de 2100, 2000 o 1800 caracteres) son conscientes de las pérdidas que implica este tipo de recuento comparado con la plantilla tradicional y añaden un porcentaje (10%, 15%) para compensar al traductor. Para saber más, se puede consultar el artículo Economía de lo intangible.

Recomendaciones para la edición digital

- Puesto que son distintas formas de explotación del libro, recomendamos contratos distintos para la edición en papel y la edición digital.

- Dadas las incertidumbres propias del mercado del libro digital, recomendamos que se hagan contratos de la menor duración posible y nunca superior a cinco años.

- El porcentaje de derechos de autor no deberá establecerse sobre la facturación neta obtenida por el editor (imposible de conocer) sino sobre el PVP al público sin IVA, igual que en la edición en papel.

 

Servicios jurídicos

Los servicios jurídicos de ACE Traductores informan y asesoran de forma gratuita e individual al socio sobre cualquier cuestión relacionada con:

  • Contratación: revisión de contrato; derechos de autor: morales y patrimoniales; cesión de derechos a terceros; obligaciones del editor; liquidación anual de derechos; certificación de tirada; etc.
  • Seguridad social: RETA, régimen especial trabajadores autónomos; altas y bajas; cotizaciones; prestaciones: incapacidad laboral y pensiones de enfermedad y jubilación.
  • Fiscalidad: alta censal; IVA; IRPF; facturación tipo; IRPF; tributación específica de los derechos de autor; retención del anticipo.

Asimismo, los servicios jurídicos están a disposición del socio para otras cuestiones (como litigios, dictámenes, recursos administrativos y demás) que, en su caso, estarían sujetas a los correspondientes honorarios profesionales.

Los socios pueden recurrir a cualquiera de las dos asesorías de la asociación, más abajo indicadas, independientemente de su lugar de residencia. Los miembros de la presección de ACE Traductores tienen a su disposición, independientemente de su lugar de residencia, los servicios de Mario Sepúlveda.

Para efectuar una consulta o pedir una entrevista, se ruega al socio o presocio que facilite su nombre y apellidos.

Carlos Muñoz y Cristina Vivero
atienden a los socios en nuestra sede de la Casa del Lector los miércoles de 17:00 a 19:00 tanto en persona como en el teléfono 91 446 29 61. No es necesario pedir cita previa.

Consultas por correo electrónico:
lamorada@acett.org
carlosmunoz@garriguesmunozygozalo.com
cviveroblas@telefonica.net

Mario Sepúlveda
Ronda de Sant Pere, 39 1º 5ª
08010 Barcelona
Teléfono/ Fax: 93 412 77 85

Consultas telefónicas:
martes de 16:30 a 19:00.
Consultas por correo electrónico:
msepulveda@icab.es

Libro Blanco de la traducción editorial

ACE Traductores publica el segundo Libro Blanco de la traducción editorial en España, segundo estudio sobre la traducción de libros en nuestro país. Este nuevo análisis es la continuación y profundización de la tarea iniciada hace diez años con el primer Libro Blanco editado por ACE Traductores y es fruto de la labor y dedicación de un buen número de traductores en colaboración con expertos sociólogos.

Preguntas frecuentes

Elaboradas por Carlos Muñoz

1. VOY A TRADUCIR MI PRIMER LIBRO. ¿QUÉ TRÁMITES LEGALES TENGO QUE SEGUIR?

2. ¿ES OBLIGATORIO QUE ME DÉ DE ALTA EN LA SEGURIDAD SOCIAL?

3. ¿TENGO QUE HACER YO LA FACTURA O LA HACE EL EDITOR?

4. ¿QUÉ PORCENTAJE DE IRPF DEBO APLICAR?

5. ¿TODAS LAS TRADUCCIONES DE LIBROS ESTÁN EXENTAS DE IVA? ¿TAMBIÉN LAS GUÍAS DE VIAJE, LIBROS DE TEXTO, OBRAS DE DIVULGACIÓN, TRADUCCIONES TÉCNICAS?

6. ¿ES OBLIGATORIO FIRMAR UN CONTRATO PARA QUE EL EDITOR PUEDA PUBLICAR UNA TRADUCIÓN MÍA ?

7. ¿Y SI EL EDITOR NO QUIERE?

8. ¿Y SI EL CONTRATO QUE OFRECE EL EDITOR NO SE AJUSTA A LA LPI?

9. ¿CUÁNDO PUEDE CONSIDERARSE QUE UN CONTRATO ES NULO?

10. ¿QUÉ CONTENIDO MÍNIMO HA DE TENER UN CONTRATO?

11. ¿ES OBLIGATORIO QUE EL CONTRATO INCLUYA UN PORCENTAJE DE DERECHOS?

12. ¿QUÉ HAGO SI NO RECIBO LIQUIDACIONES ANUALES?

13. ¿QUÉ HAGO SI ENCUENTRO EDITADA UNA TRADUCCIÓN MÍA EN UNA EDITORIAL CON LA QUE NO TENGO CONTRATO?

14. ¿ES OBLIGATORIO QUE SE PIDA AUTORIZACIÓN AL TRADUCTOR PARA UNA CESIÓN A TERCEROS?

 

1. VOY A TRADUCIR MI PRIMER LIBRO. ¿QUÉ TRÁMITES LEGALES TENGO QUE SEGUIR?

Desde un punto de vista legal, no es necesario ningún trámite previo para realizar una traducción. No obstante, como en el momento en que se realiza una traducción se producen unos ingresos que se tienen que facturar, deberá tenerse en cuenta las circunstancias particulares de cada traductor para indicarle cuáles son sus obligaciones frente a Hacienda o a la Seguridad Social, que dependerán de si piensa dedicarse profesionalmente a esta actividad, o si la va a ejercer junto con otra que seguirá siendo la actividad principal.

 

2. ¿ES OBLIGATORIO QUE ME DÉ DE ALTA EN LA SEGURIDAD SOCIAL?

Aunque siempre habrá que atenerse a las circunstancias particulares de cada caso, en principio no es necesario darse de alta en la Seguridad Social para realizar la traducción de una obra.

Sí lo es cuando la actividad de traducción constituya la única actividad realizada por el sujeto pasivo, y ésta se realice de forma constante y continuada.

 

3. ¿TENGO QUE HACER YO LA FACTURA O LA HACE EL EDITOR?

La obligación de preparar una factura por la prestación de un servicio corresponde a aquel que lo prestó, que en este caso es el traductor. Sin embargo, en muchos casos es la propia editorial la que, supuestamente para facilitarnos las cosas, nos prepara la factura. En este caso no habría ningún problema en aceptarla, siempre que se respete la numeración correlativa que el traductor tiene que llevar de las facturas emitidas.

 

4. ¿QUÉ PORCENTAJE DE IRPF DEBO APLICAR?

Desde julio de 2015 (y aún vigente a septiembre de 2016):

Cuando se trate de una traducción realizada personalmente por un sujeto pasivo, la retención aplicable a sus ingresos será del 15 %.

 

 

5. ¿TODAS LAS TRADUCIONES DE LIBROS ESTÁN EXENTAS DE IVA? ¿TAMBIÉN LAS GUíAS DE VIAJE, LIBROS DE TEXTO, OBRAS DE DIVULGACIÓN, TRADUCCIONES TÉCNICAS?

La Ley 37/1.992 del Impuesto Sobre el Valor Añadido (I.V.A.) establece en su Artículo 11 que:

Uno. A los efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido, se entenderá por prestación de servicios toda operación sujeta al citado tributo que, de acuerdo con esta Ley, no tenga la consideración de entrega, adquisición intracomunitaria o importación de bienes.

Dos. En particular, se considerarán prestaciones de servicios:

1º. El ejercicio independiente de una profesión, arte u oficio.

[…]

4º. Las cesiones y concesiones de derechos de autor, licencias, patentes, marcas de fábrica y comerciales y demás derechos de propiedad intelectual e industrial.

Esto significa que, en principio, la actividad de traducción está sujeta a este impuesto.

Sin embargo, un poco más adelante, el Título II de esta Ley regula las exenciones a este impuesto, y en concreto, el Capítulo I, las exenciones a las Entregas de Bienes y Prestaciones de Servicios, estableciendo lo siguiente:

Artículo 20. Exenciones en operaciones interiores.

Uno. Estarán exentas de este impuesto las siguientes operaciones:

[…]

26º. Los servicios profesionales, incluidos aquellos cuya contraprestación consista en derechos de autor, prestados por artistas plásticos, escritores, colaboradores literarios, gráficos y fotográficos de periódicos y revistas, compositores musicales, autores de obras teatrales y de argumento, adaptación, guión y diálogos de las obras audiovisuales, traductores y adaptadores. 

En vista de esto, podemos concluir que los servicios profesionales prestados por los traductores, incluidos aquellos cuya contraprestacion consista en derechos de autor, están sujetos pero exentos del Impuesto sobre el Valor Añadido (I.V.A.).

Así, los profesionales que exclusivamente realicen operaciones exentas no están obligados, a los únicos efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido, a las formalidades establecidas en su Ley y Reglamento, sin que ello los exima de llevar los libros exigibles en las demás normas jurídicas aplicables.

No obstante, los sujetos pasivos que, además de operaciones exentas, realicen habitualmente y simultáneamente operaciones sujetas y no exentas, como es el caso de los traductores de instrucciones técnicas, cartas comerciales, contratos jurídicos, y demás documentos similares, están obligados a cumplir las obligaciones formales y registrales del Impuesto sobre el Valor Añadido de la totalidad de sus operaciones.

 

6. ¿ES OBLIGATORIO FIRMAR UN CONTRATO PARA QUE EL EDITOR PUEDA PUBLICAR UNA TRADUCCIÓN MÍA?

Es obligatorio e imprescindible que la cesión que hace el traductor a favor del editor se formalice por escrito, ya que el artículo 60 del T.R.L.P.I. establece que “El contrato de edición deberá formalizarse por escrito”.

 

7. ¿Y SI EL EDITOR NO QUIERE?

En ese caso el autor deberá requerírselo fehacientemente al editor, preferiblemente mediante burofax, y si en treinta días no se aviene a ello, nos encontraríamos dentro del supuesto previsto en el artículo 61 del T.R.L.P.I. que establece que: “Será nulo el contrato no formalizado por escrito”.

 

8. ¿Y SI EL CONTRATO QUE OFRECE EL EDITOR NO SE AJUSTA A LA LPI?

El traductor deberá requerir fehacientemente al editor la firma de un contrato que se ajuste a lo dispuesto en la Ley, y en el caso de que el editor no se avenga a ello, y dependiendo de los extremos en los que no se cumpla la Ley, el traductor podrá instar a la resolución del contrato por vía judicial.

 

9. ¿CUÁNDO PUEDE CONSIDERARSE QUE UN CONTRATO ES NULO ?

El artículo 61 del T.R.L.P.I. establece que será nulo el contrato no formalizado por escrito, así como el que no exprese los siguientes extremos:

- El número máximo y mínimo de ejemplares que alcanzará la edición o cada una de las que se convengan.

- La remuneración del autor, establecida conforme a lo dispuesto en el artículo 46 de esta Ley.

 

10. ¿QUÉ CONTENIDO MÍNIMO HA DE TENER UN CONTRATO?

El artículo 60 del T.R.L.P.I. establece:

El contrato de edición deberá formalizarse por escrito y expresar en todo caso:

- Si la cesión del autor al editor tiene carácter de exclusiva.

- Su ámbito territorial.

- El número máximo y mínimo de ejemplares que alcanzará la edición o cada una de las que se convengan.

- La forma de distribución de los ejemplares y los que reserven al autor, a la crítica y a la promoción de la obra.

- La remuneración del autor, establecida conforme a lo dispuesto en el artículo 46 de esta Ley.

- El plazo para la puesta en circulación de los ejemplares de la única o primera edición, que no podrá exceder de dos años contados desde que el autor entregue al editor la obra en condiciones para proceder a su reproducción.

- El plazo en que el autor deberá entregar el original de su obra al editor.

 

11. ¿ES OBLIGATORIO QUE EL CONTRATO INCLUYA UN PORCENTAJE DE DERECHOS?

El contrato de edición es oneroso por definición legal, por lo que la remuneración es la propia causa del contrato visto desde la perspectiva del autor. Una vez dicho esto, la respuesta a esta pregunta debería ser, en principio, afirmativa, ya que el apartado primero del artículo 46 del T.R.L.P.I. establece que “La cesión otorgada por el autor a título oneroso le confiere una participación proporcional en los ingresos de explotación, en la cuantía convenida con el cesionario”.

Sin embargo, el apartado segundo del mismo artículo 46 establece ciertas excepciones a este principio general, al decir que: “Podrá estipularse, no obstante, una remuneración a tanto alzado para el autor en los siguientes casos: En el caso de la primera o única edición de las siguientes obras no divulgadas previamente: Traducciones”.

Es decir, se podrá pagar al traductor una cantidad a tanto alzado y no un porcentaje cuando se trate de una traducción no divulgada anteriormente y el editor solo fuese a realizar una única edición de la obra.

Para el resto de los casos sí será necesario que en el contrato se incluya el porcentaje de derechos que corresponden al traductor.

 

12. ¿QUÉ HAGO SI NO RECIBO LIQUIDACIONES ANUALES?

En caso de que hayan trascurrido los tres primeros meses de cada año sin haber recibido la liquidación correspondiente al ejercicio anterior, el traductor deberá requerírsela fehacientemente al editor (mediante burofax), y si a pesar de ello no la

obtiene, el artículo 68 del T.R.L.P.I. establece que sin perjuicio de las indemnizaciones a que tenga derecho, el autor podrá resolver el contrato de edición si el editor incumple la obligación de presentar las liquidaciones anuales. Ahora bien, conviene aclarar que la resolución del contrato solo puede ser declarada judicialmente o por acuerdo de las partes contratantes, no de forma unilateral por el traductor, aunque el editor esté incurso en causa de resolución.

 

13. ¿QUÉ HAGO SI ENCUENTRO EDITADA UNA TRADUCCIÓN MÍA EN UNA EDITORIAL CON LA QUE NO TENGO CONTRATO?

No existe una única respuesta a esta pregunta, ya que dependerá de dos factores fundamentales:

- Que la traducción se haya realizado después de noviembre de 1987, en cuyo caso quedaría sujeta a la vigente Ley de Propiedad Intelectual, o que se haya realizado antes de la fecha señalada, en cuyo caso serían de aplicación la Ley de Propiedad Intelectual de 1898 y la Ley del Libro de 1975.

- Los términos en los que haya sido redactado el contrato en virtud del cual se realizó por primera vez la traducción.

En estos casos lo más recomendable es acudir a la asesorías jurídicas de la ACE Traductors, donde analizarán individualmente cada caso, y le recomendarán el proceder más adecuado.

 

14. ¿ES OBLIGATORIO QUE SE PIDA AUTORIZACIÓN AL TRADUCTOR PARA UNA CESIÓN A TERCEROS?

De nuevo estamos ante una cuestión que no tiene una única respuesta, ya que dependerá de la fecha del contrato y de sus términos, pero, en principio, cuando se trate de un contrato posterior a 1987, y salvo que en el mismo se especifique lo contrario, el editor no podrá ceder la traducción de una obra a un tercero sin el consentimiento expreso del traductor.

Modelos de contrato

CONTRATOS TIPO: CONTRATOS ADOPTADOS POR LAS EDITORIALES 2013 (RECOMENDADOS)
 
En julio de 2013, ACE Traductores lanzó una campaña de adhesión formal de las editoriales a unos modelos de contrato tipo basados, con ligeras adaptaciones, en los negociados años atrás con la Federación de Gremios de Editores y el Gremi d’Editors de Catalunya. La adhesión incluye el compromiso mutuo de  dar publicidad a la misma y pretende dar paso a un nuevo marco de relación entre los profesionales y las editoriales.
 

 
Los contratos tipo son modelos generales que recogen los puntos mínimos que debe contener un contrato, sin perjuicio de que los traductores puedan incluir otras cláusulas favorables a sus intereses en su negociación con la respectiva editorial.
 
Además de los contratos, se pueden consultar los artículos "Los nuevos modelos de contratos de traducción", publicado en el número 14 de Vasos Comunicantes (1999) y "La ley de propiedad intelectual y los nuevos contratos de traducción", publicado en el número 15 de Vasos Comunicantes (2000).
 
En caso de que se esté negociando un contrato digital, consideramos conveniente informarse de las condiciones particulares de este sistema. Recomendamos consultar nuestras observaciones para recuentos para saber exactamente qué estamos facturando y cómo se refleja en el contrato. En caso de duda, nuestros asociados tienen a su disposición los servicios jurídicos de ACE Traductores. Los modelos anteriores del contrato, incluido el contrato a tanto alzado para una única edición, pueden consultarse en este enlace.
 
Hasta el momento, han adoptado los contratos tipo las siguientes editoriales:
Nórdica Libros, Gallo Nero, Impedimenta, Hermida Editores, Alpha Decay, Editorial palimpsesto 2.0, Ediciones del Subsuelo, Ediciones del Oriente y del Mediterráneo,  Ediciones AlfabiaEditorial Dos Bigotes, Ediciones de la Torre, Trama EditorialEdiciones La Uña Rota, Elba Editorial, Rayo Verde Editorial, Editorial Dioptrías, Mármara Ediciones, Pepitas de calabaza, Gatopardo Ediciones, Hoja de Lata Editorial, Editorial Delirio, Sabina Editorial, Armaenia Editorial y Libros de Trapisonda.
 
 
 

LPI: Propiedad intelectual y traducción

La propiedad intelectual es el conjunto de derechos que corresponden a los creadores de obras literarias, artísticas o científicas.

Los traductores, considerados por la actual Ley de Propiedad Intelectual como autores, deben conocer bien sus derechos como creadores:

-Derechos morales: son derechos irrenunciables e inalienables que acompañan al autor de la obra durante toda su vida y pasan a sus herederos al fallecer. Destacan el derecho al reconocimiento de la condición de autor de la obra y el de exigir el respeto a la integridad de la obra.
-Derechos patrimoniales: se dividen en dos grupos: los derechos de explotación de la obra (por los cuales el autor percibe una remuneración proporcional) y los derechos compensatorios (como el derecho por copia privada).

Para saber más sobre la Ley de Propiedad Intelectual (abreviada como LPI), ofrecemos una selección de documentos que consideramos de sumo interés:

Ley de Propiedad Intelectual

Modificación de la Ley de propiedad Intelectual, BOE 08/07/06

Texto consolidado, BOE 05/11/14

 

Artículos de Vasos Comunicantes: 

La condición de autor del traductor (VC 40)

La fiscalidad en el ejercicio profesional de la traducción (VC 31)

La Ley de Propiedad Intelectual: de su promulgación hasta hoy (VC 8)

Traductores, editores, Ley de Propiedad Intelectual, ¿juntos o revueltos? (VC 36)

Casa del Lector

Paseo de la Chopera 14
28045 Madrid

Teléfono: 91 446 29 61 /
91 700 28 55

lamorada@acett.org

 

 

 

 

 

Página patrocinada por:

Centro español de derechos reprográficos